25/05/2019
 
 
 
  Bienvenida
 
  Comunidad monástica
 
  Hospedería
 
  Órgano
 
  Vida espiritual
 
  Raíces
 
  Turismo
 
  Hermandad
 
  Cosmos Poblet
 
  Tienda
 
  Agenda y actualidad
 
  Archivos y biblioteca
 
  Enlaces de interés
 
Bienvenida 
Bienvenida
 

En la solemne Vigilia pascual volvió a resonar, después de los días de Cuaresma, el canto del Aleluya, palabra hebrea universalmente conocida, que significa «alabad al Señor». Durante los días del tiempo pascual esta invitación a la alabanza se propaga de boca en boca, de corazón en corazón. Resuena a partir de un acontecimiento absolutamente nuevo: la muerte y resurrección de Cristo. El aleluya brotó del corazón de los primeros discípulos y discípulas de Jesús en aquella mañana de Pascua, en Jerusalén. Casi nos parece oír sus voces: la de María Magdalena, la primera que vio al Señor resucitado en el jardín cercano al Calvario; las voces de las mujeres, que se encontraron con él mientras corrían, asustadas y felices, a dar a los discípulos el anuncio del sepulcro vacío; las voces de los dos discípulos que con rostros tristes se habían encaminado a Emaús y por la tarde volvieron a Jerusalén llenos de alegría por haber escuchado su palabra y haberlo reconocido «en la fracción del pan»; las voces de los once Apóstoles, que aquella misma tarde lo vieron presentarse en medio de ellos en el Cenáculo, mostrarles las heridas de los clavos y de la lanza y decirles: «¡La paz con vosotros!». Esta experiencia ha grabado para siempre el aleluya en el corazón de la Iglesia, y también en nuestro corazón. (Benedicto XVI, Lunes de Pascua 2008)
 
 

 
 
   
 
Retiro San Benito   Ejercicios espirituales   Diada de la Germandat
 
   
 

Celebraciones litúrgicas

  Los capítulos del abad  

Homilías

 
   
 

Lecturas de la misa

  Visita turística  

Quiero ser monje

 
       
 
   

El tiempo

   
 
 
 
   
 

Archivo Tarradellas

 

Hospedería externa

 

Tienda on-line

 
                 
Català  
English
 

      
      © Abadía de Poblet · 2005